Cómo Financiar Una Casa Creativamente

Buying

Investigue sobre los programas de asistencia locales, estatales y/ nacionales que ofrecen asistencia para el pago inicial de su nuevo hogar.
Estos programas otorgan a los solicitantes calificados préstamos o fondos para cubrir la totalidad o parte de su pago inicial requerido. Algunos de los programas nacionales son Nehemiah, Getdownpayment.com, y el American Dream Down Payment Fund del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano.

Explore el financiamiento del vendedor.
En algunos casos, los vendedores pueden estar dispuestos a financiar la totalidad o una parte del precio de compra de la vivienda y dejar que pague de forma gradual, tal como lo haría con una hipoteca. Una opción similar es la hipoteca asumible, donde un comprador de vivienda se hace cargo del préstamo existente del vendedor (con la aprobación del banco). Esto puede ser especialmente útil cuando las tasas de interés van en aumento.


Pida ayuda a su familia
Un miembro de su familia pudiera ya sea prestarle  dinero para el pago inicial o actuar como garante de la hipoteca. A los prestamistas a menudo les gusta tener un garante dado el caso que usted tenga un historial crediticio mínimo

Considere un acuerdo de interés mutuo sobre la propiedad.
Según este acuerdo, ya sea su familiar, amigo o incluso un tercero pueden comprar una parte de la casa y compartir cualquier apreciación cuando la casa se venda. Por lo general, el propietario ocupante paga la hipoteca, los impuestos a la propiedad y los costos de mantenimiento, pero todos los nombres de los inversionistas suelen figurar en la hipoteca. 

Arrendamiento con opción de compra.
Alquilar la casa por un año o más le dará la oportunidad de ahorrar más para su pago inicial. Y en muchos casos, los propietarios aplicarán parte del monto del alquiler al precio de compra.

Considere una segunda hipoteca a corto plazo.
Si puede calificar para una segunda hipoteca a corto plazo, esto le daría dinero para hacer un pago inicial más grande. Esto puede ser posible si tiene una buena posición financiera, con buenos ingresos y poca deuda. Dichos acuerdos también pueden ayudarlo a evitar restricciones de préstamos  y/o minimizar la cantidad de seguro hipotecario privado que tiene que pagar.